Brock Pierce sirvió con la demanda en el evento de su propia campaña

Brock Pierce sirvió con la demanda en el evento de su propia campaña

En resumen

Tie y Block. Un compañero benefactor Brock Pierce se presenta a presidente. Además es un demandado en una demanda legal por tergiversación de protecciones identificada con su trabajo definiendo EOS. Se le presentaron los papeles de la corte hoy en un rally de la misión.

Donald Trump y Joe Biden no son los dos principales candidatos a la presidencia este año. Más abajo en algunos formularios de votación estatal, más allá de cualquier apariencia de la libertadora Jo Jorgensen y el artista Kanye West, está el principal partidario de Tether (y Pato Poderoso) Brock Pierce.

Presentarse a la presidencia ha dejado a Pierce abierto no sólo a la investigación de su etapa de misión, sino también a los ataques a su trabajo en la formación de una etapa de cadena de bloqueo, EOS.

Mientras se daban la mano en un mitin de la misión que denotaba el lanzamiento de su oficina central en la ciudad de Nueva York, Pierce recibió una citación judicial de un observador con velo.

James Koutoulas, CEO de Typhon Capital Management y parte del abogado principal de una demanda contra Pierce, afirmó a través de un correo electrónico a que la administración fue identificada con una actividad de clase de extorsión de protecciones.

Según Koutoulas, “Brock no quiso reconocer la administración de nuestra parte por su orientación, así que hicimos que un ciclista le sirviera en una reunión para su misión presidencial”.

Que le avisa con autoridad de una actividad de clase registrada en el tribunal del gobierno este mayo para cualquier individuo que compró o recibió fichas EOS entre junio de 2017 y la fecha actual.

La actividad de la clase “las demandas penetran de la obligación del fideicomisario y la mejora traicionera de los litigantes, que involucran tanto a los actuales como a los anteriores jefes de la organización”. A pesar de Pierce, nombró a Block.one compañeros benefactores Brendan Blumer y Daniel Larimer, sólo como asociado, Ian Grigg.

El grupo afirma que Block.one, los cerebros detrás de la cadena de bloqueo de EOS, no se alistó en el acuerdo simbólico de EOS, que en general aportó 4.000 millones de dólares en Éter, con la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos. Además, las acusaciones de protesta de que los demandados mantuvieron a los especuladores en la oscuridad sobre sus actividades e incluso sobre ser investigados por la SEC, que finalmente resolvió una queja con Block.one por 24 millones de dólares.

Koutoulas dijo que su reunión -que es impulsada por Grant y Eisenhofer y que además incorpora al Centro de Protección al Inversionista de la Escuela de Derecho de Northwestern y a la litigante Jenny Vatrenko- fue delegada como abogada principal en beneficio del Fondo de Oportunidad de Activos Criptográficos, que será la principal parte ofendida en la demanda colectiva.

¿La etapa posterior?

“Pronto registraremos una objeción revisada”, declaró, antes de hacer un pronóstico. “En ese momento, Block.one intentará registrar un movimiento para excusar. En el caso de que el caso aguante ese movimiento, en ese punto la medida de confirmación de clase comienza decisivamente a establecer quién precisamente perdió dinero por la ofensa de block.one, y precisamente cuánto”.

De cualquier manera, el ciclo probablemente durará más que la misión presidencial de Pierce.