El CEO del Coin Center fabrica una misteriosa reunión con la expectativa de un discurso complementario

El CEO del Coin Center fabrica una misteriosa reunión con la expectativa de un discurso complementario

En resumen

Otra etapa de Jerry Brito, CEO de Coin Center, une la falta de nombre de 4chan con el equilibrio fundamental. Llamado Club.P, el sitio es un consejo de información basado en la participación que asegura el carácter del cliente. Brito dice que la prueba puede ser tomada desconectada si es necesario.

Si usted ha estado en la web el tiempo suficiente, puede haber visitado el misterioso tablero de mensajes 4chan en cualquier caso una vez. Desde la guía de negocios chiflada a los elementos peculiares del itinerario e incluso anime inusual, el tablero de información se ha llenado desde hace bastante tiempo como el punto focal de la cultura web bien conocida y la articulación de la idea desenfrenada.

Pero con increíble secreto viene el deber extraordinario; algo en lo que 4chan sorprendentemente se queda corto. El sitio está cargado de mensajes supremacistas y sexistas. Mientras que hay un par de decisiones que los clientes deben seguir, de vez en cuando se mantienen.

Sin embargo, Jerry Brito, el director general de Washington DC cripto de respaldo grupo Coin Center, reveló su propia reunión misteriosa Club.P ayer, que describió como “un desconocido y transitorio tablero de conversación como 4chan, sin embargo, basado en la participación.” La idea es que podría dar a los fanáticos de la web, que necesitan permanecer en privado, con una caja de arena segura en línea.

El escenario busca un alejamiento de la policía basada en la web, la similitud y la rectitud política en la web.

Brito dijo que su esfuerzo es una reacción a las promociones, los siguientes, la pesca de arrastre, la publicidad, y otras conductas despiadadas en medios bien conocidos, incluyendo que Club.P es un “dim timberland” al que los clientes pueden retirarse y escapar del mundo estándar.

¿Cómo funcionará el Club.P?

A diferencia de las discusiones totalmente desconocidas como 4chan, los clientes serán relegados a un extraordinario ID alfanumérico (como el aspecto de las direcciones de Bitcoin) y sus mensajes están relacionados con ese ID. Esto ayudará a restringir a los clientes para cualquier explicación inadecuada, todo sin saber su nombre, correo electrónico, número u otros datos individuales.

Mientras tanto, Club.P no está implicado como un contendiente de 4chan, en cualquier caso no todavía. Brito notó que el sitio sigue siendo un “pasatiempo divertido” por el momento, y que mantiene la autoridad necesaria para cambiar cualquiera de los aspectos destacados mencionados anteriormente o incluso cerrarlo. Además, se despertó por otras etapas de la red en línea.

El increíble club VIP de Twitter

Twitter es uno de los instrumentos clave para que cualquiera pueda estar al tanto del rápido ritmo del mundo criptográfico. Sea como fuere, Brito sostuvo que tiene algunas cuestiones clave.

“Las redes online como Twitter están progresivamente vigiladas por el discurso, centradas en el estatus del juego y menos inventivas. Las misteriosas hojas de conversación son juguetonas y generativas, sin embargo, tienen claros inconvenientes. Mi juicio: Registrar a los individuos y cobrar 2 dólares por mes para mantener fuera a los trolls, ayudar a equilibrar”, aclaró Brito.

Llamó la atención sobre cómo los clientes de control llevan los diagramas de prevalencia que dependen de los gustos, los retweets y los cheques de apoyo. Estas mediciones, de una manera u otra, dan una sensación de validez a una conclusión menor: uno cambia sus perspectivas dependiendo de cómo sus partidarios ven las cosas a su alrededor.

“Su visión del mundo está restringida por la disposición de los individuos que ha decidido seguir, al igual que la forma en que el cálculo de una etapa ha decidido introducir sus mensajes. El resultado es una discusión que es regularmente performativa e impotente ante la conformidad sin sentido y el tribalismo”, dijo Brito.

Pero los destinos como 4chan, expresó, cambian estas conexiones. Su naturaleza desconocida alienta la conversación autónoma de los controles adherentes, gustos o retweets, mientras que el cálculo del sitio no empuja ciertas articulaciones o cuentas para clientes singulares. Uno ve lo que hace cualquier otra persona.

Hasta ahora, el pensamiento ha descubierto una sólida ayuda sobre la red de cifrado impulsada por la seguridad.

“A lo largo de los últimos años hemos estado atascados en la pieza del ciclo en la que los individuos imaginan que las actuales asociaciones abrumadoras y ejemplos sociales son perpetuos. Feliz de ver crecer un rendimiento de pequeñas pruebas como esta”, tweeteó Zooko Wilcox, CEO de la Compañía de Monedas Eléctricas, que ensambla la moneda de seguridad Zcash.

Balaji Srinivasan, que retweeteó la declaración del Club.P, hace un año creó su propia fundación con la intención de energizar la conversación sobre la zona de criptografía. Sea como fuere, fue desfigurada por el debate, en gran medida sobre su mezcla de marcado centrado en Bitcoin y la promoción de la más extensa industria del dinero criptográfico. A partir de ese momento, la tarea se ha ido calmando. ¿El Club.P localizará la ecuación correcta para el progreso?